Te recordamos que divya no ofrece citas ni servicios a domicilio, te invitamos a visitarnos en cualquiera de nuestras sucursales.

Pre-cleansing: El arte de la limpieza facial.

10/Mar/2021

  • #Beauty
  • #Consejos
  • #Productos
Pre-cleansing: El arte de la limpieza facial.

Para obtener una limpieza facial profunda es muy importante comenzar con la purificación de la piel. Cuanto más limpia este, mucho mejor. Esto se puede lograr si aplicamos el pre-cleansing.

¿Qué es el pre-cleansing y para qué sirve?

En el transcurso del día nuestro rostro se llena de contaminantes y eso es algo que no podemos evitar. Si a esto le sumamos los residuos de nuestro maquillaje, las células muertas que deja nuestra piel de forma natural todos los días, el sebo y el sudor que secretan nuestras glándulas, obtenemos una combinación de suciedad causante de la mayoría de las molestas imperfecciones faciales.

Para conservar un rostro sano, el secreto está en el cuidado previo de la piel, ya sea antes o después de maquillarnos.

Antes: Para asegurarnos que nuestra piel esté limpia y lista para que el maquillaje se adhiera correctamente.

Después: Para que todos estos residuos no se acumulen en nuestra piel, bloqueen los folículos y no dificulten la reparación que ésta realiza por las noches.

Es muy importante no obstaculizar este ciclo nocturno de limpieza natural. Durante este momento nuestro cuerpo repara el daño acumulado sufrido durante el día, nuestra piel repone células, las desintoxica y repara ADN. Entonces, si no tenemos una limpieza adecuada, la piel no puede obtener el oxígeno que necesita para la reparación, aquí es donde es fundamental un limpiador facial. Este elimina la suciedad y los residuos del maquillaje más profundos y garantiza que el rostro obtenga todos los beneficios de los productos que utilices en tu rutina diaria.

¿Qué productos ayudan y cuál seria una rutina adecuada de limpieza?

Para tener un hábito de limpieza facial perfecto debes tomar en cuenta que existen varios productos que te ayudarán con esto. Los esenciales y para tener los mejores resultados son: una esponja, jabón facial y un purificador de piel, además se recomienda aplicar un serum.

Lo ideal es hacer esta rutina dos veces al día, una en la mañana después de levantarnos y otra antes de dormir. A continuación, te decimos los pasos que debes seguir:

  1. Lava tu rostro con agua tibia para que se abran tus poros.
  2. Exfolia tu piel utilizando una esponja con jabón facial para eliminar las células muertas y mejorar la circulación de la sangre. Después de la exfoliación, debes lavar nuevamente tu rostro para eliminar los residuos de impurezas.
  3. Hidrata tu rostro con el purificador de piel. Aplícalo dando pequeños movimientos circulares, esto para mayor absorción. Deja actuar por uno o dos minutos.
  4. Enjuaga tu cara con abundante agua, recuerda no secarla completamente sino con suaves toques.
  5. Por último, si decides utilizar serum, repite el paso tres y cuatro.

Tener una buena limpieza facial es muy sencillo y lo mejor ¡es que puedes encontrar todos estos productos con nosotros!